Seguridad pública que hacer?

¿Cuál es tu opinión, frente a las políticas de seguridad pública, y la percepción que en la ciudad se tiene de los comportamientos delictivos? ¿Estas políticas garantizan tus derechos, te protegen, u obligan al culpable a restituir a la sociedad frente a un crimen o un agravio?

En teoría, el principio social bajo el cual opera una penitenciaria se fundamenta en “resocializar o reformar” a las personas dentro de un ambiente controlado.

Frente a los hechos sociales como la seguridad, la juventud y la delincuencia, el sistema penitenciario, las víctimas, los victimarios, los procesos de penalización, la restitución a la víctima y a la sociedad… ¿existe alguna alternativa de acción que desees proponer?

La delincuencia siempre ha existido, por esta razón se desarrollaron las cárceles y los sistemas judiciales, con el fin de penalizar el delito; desde esta perspectiva el sistema judicial es reactivo al delito cuya herramienta de control y erradicación, es el suprimir el derecho a la libertad…

Las penitenciarías, como herramienta de resocialización y modificador de comportamientos delictivos, ¿pueden tener éxito sin abordar el perfil del delincuente? en el entendido que es un proceso que reacciona frente a un delito.

¿Es conveniente el reunir los diferentes perfiles criminales en un mismo ambiente? Este es el sistema aplicado hace siglos…

Diferentes teóricos formulan alternativas para abordar el fenómeno de seguridad pública, cuyo concepto se basa en la prevención como herramienta de acción, el cual puede ser complementario al modelo de reacción que proponen las correccionales.

Opinan que la prevención se puede manejar desde diferentes ópticas, como lo son la formación o educación, generar nuevos procesos cívicos, la disuasión con el fin de generar temor y evitar los actos criminales, la implementación de mejores tecnologías, entre otros.

¿Existe alguna razón para pensar que un modelo preventivo sería más eficiente que un modelo correctivo?

Por otro lado y con miras a las situaciones de hacinamiento que se presentan en las cárceles, los gobiernos de diferentes lugares del mundo, han adoptado un modelo correccional, específico para casos donde el prisionero no signifique un peligro real para la sociedad, y buscando que el prisionero restituya y pague su deuda con la sociedad a través de un servicio comunitario.

¿Será que el servicio comunitario, es suficiente para modificar comportamientos criminales de bajo riesgo? Hay lugares donde se usa el servicio comunitario como herramienta de reducción de penas, como modelo de reformación, mecanismo de disuasión y acción de mejoramiento social.

Dentro del sistema penal se puede contemplar que una persona que cometa un delito, lo pague a través de cárcel o servicio comunitario. Pero… ¿dónde queda la victima?

La victima es la principal afectada por el delincuente y el delincuente no le restituye en nada. ¿Qué mecanismos se pueden proponer, según sea el delito, para que el victimario repare el daño hecho a la víctima?

¿Cuál es tu opinión? Buscamos comprender, porque sí tenemos un sistema de seguridad pública, que en teoría castiga el delito, los índices de criminalidad crecen, se mantienen, rara vez bajan, pero jamás desaparecen.

¿Es suficiente con enviar a una persona a la cárcel, y esperar que allí se corrija?

Compartir en redes socialesShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Leave a Reply

%d bloggers like this: